El atracón no es el problema es la consecuencia. La ingesta compulsiva.

 

¿ Qué es el TA o Trastorno por Atracón ?

 

El trastorno por atracón se caracteriza por episodios de ingesta compulsiva de forma recurrente. Es similar a la la bulimia nerviosa y al trastorno obsesivo compulsivo. Sin embargo, la diferencia principal es que la persona que padece el Trastorno por atracón no suele vómitar, abuso de laxantes y / o diuréticos, ayunar, ejercicio físico en exceso, etc … Normalmente el atracón es la consecuencia a otro trastorno, no el problema en sí mismo.

 

Un atracón se caracteriza por:

 

  1. Ingesta de alimento en un corto espacio de tiempo (por ejemplo, en un período de 2 horas) en una cantidad muy superior a la que la mayoría de las personas ingerirían en un período de tiempo similar y en las mismas circunstancias.
  2. Sensación de pérdida de control sobre la ingesta del alimento (por ejemplo, sensación de no poder parar de comer o no poder controlar el tipo o la cantidad de comida que se está ingiriendo)
  3. Los atracones tienen lugar al menos una vez a la semana durante un periodo de 3 meses.
  4. NO existen conductas compensatorias.

 

Las ingestas desproporcionadas vienen precedidas por períodos de alta ansiedad: culpa por haber caído otra vez y vuelve la ansiedad. Por tanto, la persona construye un círculo vicioso sin salida a la vista, debido principalmente a las soluciones que emplea para salir del problema: se intenta controlar todo día, y como consecuencia del exceso de control se dan un atracón.  Al día siguiente o siguientes repiten el mismo patrón. Así se construye el denominado “binge eating” – atracón-ayuno-atracón…-.

 

Las compulsiones que tienen un origen en el placer, a pesar de la paradoja,  presentan una estructura muy similar a la de las obsesiones compulsivas del TOC ; irrefrenables, inevitables, ritualizadas, esclavizantes.

 

De hecho, se trata de una  búsqueda de placer. Y es justamente así porque el síntoma se basa en un placer que solucionarlo resulta particularmente muy duro para el que lo padece, ya que entre el sentido de culpabilidad y el placer, siempre gana el placer” , como decía Nietzsche

 

¿ Cómo soluciona la Terapia Breve Estratégica el trastorno ?

 

Inducimos a el/la paciente a cambiar el orden de percibir las cosas. Como decía Oscar Wilde, la mejor manera de librarse de una tentación es caer en ella“. 

 

Todos sabemos que la perfección no existe, no obstante, hay personas que lo intentan a toda costa. Ser perfeccionista es un rasgo que nos predispone a padecer un trastorno alimenticio, que no es otra cosa que reglas alimenticias rígidas llevados a tal extremo que son disfuncionales para el cuerpo. Giorgio Nardone lo llama la paradoja del control que lleva al descontrol. ¿ Y si nos permitimos aquellos pequeños placers y lo disfrutamos ? . Más que perfeccionismo, lo que necesitamos cuando queremos cambiar nuestra forma de alimentarnos es lo contrario; saber que no somos perfectos y que los cambios profundos requieren un tiempo.

 

“Si te lo concedes podrás renunciar, si no te lo concedes se convertirá en irrenunciable“, Giorgio Nardone.

 

Lo que necesitamos es sentir la vida, conectar otra vez con el placer, no evitarlo. ¿Cómo tiene que ser un momento de comida para que lo disfrutemos de verdad? ¿Qué alimentos hemos relacionado con placer, relajación, bienestar? Cuando el disfrute está relacionado con alimentos que ya no queremos comer, entonces tenemos que establecer nuevas conexiones entre el placer de comer y los nuevos alimentos que queremos priorizar en nuestra nueva forma de comer.

 

La virtud (y la dificultad) no está en la abstinencia sino en la moderación“. – San Agustín

 

 

Fuente: Más allá de la anorexia y la bulimia”, “Las prisiones de la comida” y “La dieta de la paradoja” de Giorgio Nardone.