Es normal sentirse triste, confuso, estresado, enfadado ante una situación de emergencia. Por tanto, es muy lógico, e incluso saludable, que muchas personas sientan en algún momento miedo, debido a la crisis del coronavirus, que nos enfrenta a una situación desconocida y amenazadora. Otra cosa es que ese miedo permanezca en nuestro pensamiento demasiado tiempo y que nuestro estado de ánimo cambie y nos angustie de tal forma que acabe por convertirse en un problema que interfiera en nuestra capacidad de gestionar la situación con eficacia.

 

La OMS advierte de la ‘fatiga emocional’ que el covid-19 está causando.

 

Todos hemos hecho grandes esfuerzos para contener el covid-19; por ello, es fácil y natural sentirse apático y desmotivado, experimentar fatiga e irascibilidad.

 

Durante todo este tiempo han acudido a nuestra Consulta personas con distintos trastornos derivados de la pandemia,  si los primeros meses mandaban la ansiedad y el insomnio, ahora abunda el cansancio y la irritabilidad, afirma Carmen Sancho.

 

¿ Qué funciona para acabar con la ira y el cansancio ? Pensar en construir algo nuevo y desterrar viejos pensamientos. Mientras estemos anclados en un pasado que ya no existe, nada cambiará. Pero si localizamos toda nuestra energía en algo que nos enriquezca, crearemos un cambio positivo interno. No es fácil, pero es posible.

 

Cada día escribes un capítulo nuevo de tu vida. Deja fluir la ira, no la bloquees. Permite que fluya. ¿ Cómo ?. Coge lápiz o papel, o un ipad o un ordenador. Lo que te resulte más cómodo, y escribe. Escribe todo lo que enfada, desahógate, dile a esa persona todo lo que sientes. No escatimes en palabras. La escritura cura el alma. Escribir ayuda y mucho. Poner por escrito las emociones es un ejercicio de compromiso con uno mismo. Dejar fluir las emociones, liberar  sentimientos y pensamientos, convertir esas pulsiones en palabras escritas, sea sobre el papel o en la pantalla del ordenador, es dar el primer paso hacia tu bienestar emocional. Poco a poco, tu rabia se transformará en algo bueno. Haz la prueba. ¿ Qué pierdes ?.

 

No permitas que tu ira empañe tus logros, tus metas u objetivos. ¡ Utilízala ! Construye algo maravilloso. Tú eres el cambio.

 

Estrategias para adaptarse a los nuevos tiempos

 

1.- Comenzar a asumir que no estamos delante de un paréntesis, sino ante un cambio y, como tal, va afectar: “a nuestro trabajo, a nuestro modo de trabajar, a nuestra salud, a las precauciones que tomamos en relación a la salud, a nuestros vínculos, a la distancia social”.

 

2.- Recuperar ciertos placeres cotidianos.

 

3.- No renunciar a los proyectos, pero sí ajustarlos.