El coronavirus es un brote real y merece la atención adecuada. Sin embargo, ¿ sabías que cuanto más te estreses, más disminuyes tu funcionamiento inmune y más susceptible eres a los virus ?

Ya no está aislado solo de China. Está aquí, afectando a más de noventa países, y continúa extendiéndose en todo el mundo con nuevos casos apareciendo diariamente. Está en todas las noticias y hay una sensación ineludible de ansiedad, estrés e incertidumbre.

 

“No siempre podemos controlar todo lo que nos sucede en esta vida, pero podemos controlar cómo respondemos”. ~ Lionel Kendrick

 

¿ Qué nos puede ayudar en este momento ?

 

1.Prepárate para las cosas que puedes controlar.

No tenemos control sobre lo que sucede en la vida, pero sí tenemos control sobre cómo respondemos ante ello. Entonces, ¿cómo puede elegir responder a este brote? Puedes elegir reaccionar a las noticias, dejarse llevar por el miedo, ansiedad y estrés, o puedes elegir estar mejor preparado.

Los imprevistos como el cierre de la escuela, el trabajo y los negocios pueden causar ansiedad y estrés. Pero todo ello está fuera de tu control. Lo mejor que puede hacer es estar preparado para estas interrupciones en la medida de lo posible.

 

2. Elige enfocarte en lo más importante.

¿Estás constantemente mirando las noticias, además de cada nuevo caso del coronavirus, hablando del brote con cada colega, amigo o miembro de la familia? ¿Estás pensando: “Oh, Dios mío, ¿qué pasa si me infectan y se lo contagio a mis hijos? ¡El mundo entero pronto se infectará! El caos….¿Cómo están tus niveles de ansiedad y estrés? Apuesto a que crees que estás en alto riesgo.

¿ Qué puedes hacer ? Puedes elegir aumentar tu miedo al recibir un exceso de información, o puedes optar por elegir decirte a ti mismo/a:  “Estoy tomando las precauciones necesarias para estar lo más seguro/a posible”. Puedes dosificar la información y elegir leer una novela, hablar con tus familiares y amigos de las próximas reuniones y viajes, tener más tiempo para tus hijos y pareja, escuchar música relajante, planificar qué harás cuando todo esto termine, realizar actividades manuales… Puedes elegir conectar contigo y con los que más quieres.