¿ Qué es la anorexia ?

 

El placer de la restricción alimentaria.

La Anorexia nerviosa es un trastorno alimentario que afecta principalmente a las adolescentes, comenzando entre los 12 y 18 años, aunque puede ocurrir también en varones. La enfermedad se traduce en un empeño por mantener un peso por debajo del esperado para la edad y la talla del paciente; para ello realizan dieta, rechazan determinados alimentos y derrochan energía. La paciente tiene pánico a aumentar de peso y distorsiona la imagen de su cuerpo, percibiéndose obesa; además suele perder el interés por las relaciones sociales ( Ministerio de Sanidad )

 

De hecho, es una enfermedad alarmante. Se está convirtiendo en una auténtica plaga. La percepción es unánime, entre profesionales del sector. Los datos cada vez son más escalofriantes. Lo cierto es que la mortalidad de la anorexia nerviosa está entre un 2% y un 8%, de forma que sería la enfermedad psiquiátrica más letal. Sin embargo, nos encontramos ante un trastorno que existe hace mucho tiempo en sociedades que vivían en bienestar. 

 

El propio Hipócrates, considerado el padre de la medicina, hacía referencia, en su obra Aforismos, a determinados cuerpos impuros que detestaban cualquier tipo de alimento y se negaban a probar bocado alguno. Epicuro decía que el máximo placer viene del vientre.  No hay nada en el cielo que no haya sido olvidado. Durante la Edad medieval era el placer para acercarse a Dios. El medievo es un período de abundantes casos que podrían ser calificados como de anorexia nerviosa. Destacan los de santa Catalina de Siena, santa Rosa de Lima o Santa Wilgerfortis (también conocida como Santa Liberata), santa Catalina de Asís o santa Teresa de Ávila. Santa Caterina de Siena era una persona con anorexia que restringía y llegaba al trance (elevarse y acercarse a Dios ). Comía y vomitaba. Y se comía el vómito.

 

La anorexia seduce en pleno Siglo XX; crea Glamour. Actrices como Audrey Hepburn o Jane Fonda dan visibilidad a una enfermedad que no es actual, sino, más bien, el resultado de una construcción social, cultural, religioso y médico que han respondido, a lo largo de la historia, a los conocimientos de cada época.  Sin duda, la vigencia de las actuales teorías y métodos de actuación y tratamiento es muy reciente. Los resultados obtenidos y el alto porcentaje de cura (alrededor del 60% o más con la Terapia Breve Estratégica) señalan que las líneas tomadas son buenas.

 

Cómo afectan los cambios sociales 

 

Nos encontramos ante la cultura de la delgadez. Lady Di, Jane Fonda o la bailarina del Boston Ballet, Heide Guenther, son algunas de las personas populares que han puesto de manifiesto una enfermedad muy latente en nuestros días. La delgadez se ha convertido en la tarjeta de visita de profesionales que desean triunfar socialmente. Los mensajes publicitarios bombardean con impactos visuales con referencias a la imagen corporal. La idea central es que estar delgado es sinónimo de felicidad y éxito. La presión es cada vez más patente en nuestra Sociedad.

 

Por otro lado, los malos hábitos alimenticios es otro de los factores que fomenta la anorexia. Adolescentes que escapan del control familiar y acaban transformando una alimentación muy irregular en una enfermedad graves resulta un panorama aterrador.

 

Aspectos muy tradicionales, como sentarse a la mesa para comer o cenar en familia desaparecen de las familias. Este es uno de los motivos que están favoreciendo la expansión de los trastornos de la alimentación.

 

 

Tipos de Anorexia

 

  • Juvenil restrictiva
  • Juvenil restrictiva y ejercicio
  • con vómito
  • Más atracón
  • Más fármacos
  • con trastorno límite de la personalidad

 

 

Cómo es el tratamiento con la Terapia Breve Estratégica

 

La anorexia juvenil conlleva un tratamiento que implica, en primera instancia, a los padres a través de una Terapia Familiar. Sin querer, los padres interrumpen las dinámicas de sus hijos empeorando el problema. Por ello, la Terapia Breve Estratégica se trata desde la perspectiva de la situación familiar. Los padres son responsables también de la Terapia. Hay que tener en cuenta el tipo de familia: si es más permisiva, más autoritaria, etc…

 

Las personas con anorexia juvenil sienten miedo a comer porque pierden el control.  Cuanto más se adelgazan más se sienten dentro de una armadura. Se inhibe el placer. Por ese motivo, trabajamos con el placer. Sobre todo, las ayudamos a recuperar el placer de comer, a gustarse, a afrontar sus propios miedos. “El secreto está en creer que cualquier problema, no importa cual sea, siempre tiene una solución”, garantiza Nardone. El método recurre a las estrategias específicas que surgieron de la escuela de Palo Alto (corriente psicológica creada por Paul Watzlawick, en los años 70, que tiene la filosofía de darle toda la importancia al rol de la comunicación humana para su desarrollo psicopatológico).

 

Lo fundamental es determinar si se trata de un trastorno que podría convertirse en un ritual placentero. Si se trata de un ritual de placer, toca identificar si es una patología que se basa en el placer. En ese caso, hay que transformar ese goce en uno desagradable o encontrar otro que reemplace el existente. 

 

¿La solución? La TBE empieza el tratamiento por hallar la causa del problema o del miedo ( cómo lo ha ido construyendo la persona), se enfoca en cómo el complejo puede empeorar para tratarlo de una forma más intensiva y eficaz. Carmen Sancho asegura que: “al trabajar sobre el miedo se puede hacer por medio del diálogo estimulante o prescribiéndole al paciente realizar tareas orientadas hacia la superación de obstáculos, para que la sea la propia persona que adquiera un sentido de capacidad y confianza en sí mismo”.

 

Fuentes: 

Más allá de la anorexia y la bulimia Grupo Planeta (GBS), 2004, Giorgio Nardone. Nardone, G. y Watzlawick, P. (1993). El arte del cambio. Barcelona: Herder. Nardone, G. (2003). Más allá del miedo. Madrid: Paidós. Nardone, G. (2004). El arte de la estratagema. Barcelona: RBA Integral. Nardone, G. y Portelli, C. (2006). Conocer a través del cambio. Barcelona: Herder. Nardone, G. y Salvini, A. (2006). El diálogo estratégico. Barcelona: Ediciones RBA. Miedo, pánico, fobias: la terapia breve, Editorial Herder 2009, Nardone. No hay noche que no vea el día: la terapia breve para los ataques de pánico, Herder 2012, Nardone.