La vida conlleva tomar decisiones. Continuamente hay que dar algún paso hacia la dirección que queremos ir y esto supone siempre un cambio. Ante la toma de una decisión, hay cinco miedos, según Giorgio Nardone, que pueden entrar a escena: el miedo a equivocarnos, a no estar a la altura, a exponerse al juicio de los demás, a perder el control y a la impopularidad. El primero es el más recurrente, quizás el más universal, y es que “queremos evitar el error”.

 

¿ Qué ocurre cuando intentamos evitar el error ? Nos bloqueamos por miedo a equivocarnos y a veces, ese miedo, nos hace renunciar a una opción buena para nosotros: provocar un cambio positivo. El hecho de no tomar decisiones recae en los otros nuestro destino. Y además, aplazar las decisiones nos hace perder la capacidad por decidir.

 

Imagina que sientes que has fracasado en tu vida profesional. Las continuas broncas con tus compañeros han resultado ser el desencadenante de una situación inaguantable que te provoca ansiedad.  Al final, has perdido el trabajo. Seguramente te sentirás un “perdedor/a”. Y el miedo a no volver a encontrar un trabajo te paraliza, te arrastra hacia lo más hondo; a no salir del sofá ni de casa. Ahora bien, piensa, ¿ cómo empeorar la situación de forma voluntaria ? Buscar trabajo, por ejemplo. Dar el primer paso para afrontar el miedo que te provoca dicha situación. Pero, eso es lo que te da más miedo: dar el primer paso para buscar trabajo.

 

“Sólo quien ha tenido miedo puede ser valiente; lo demás es únicamente inconsciencia”

 

¿ Qué te parecería poner por escrito una lista de todas tus angustias de lo que podría suceder ? ¿ El miedo se irá, si creamos situaciones aún de más miedo ? ¡ Es una paradoja ! ¿ Verdad ? Las ansiedades tratadas con la Terapia Breve Estratégica diluye lo que no es importante para centrarte en lo que sí es: cómo conseguir tu objetivo para encontrar trabajo. El miedo a equivocarse desaparecerá porque la persona realizará un cambio importante en su vida: se responsabilizará de sus decisiones. Aceptará su error como parte de su evolución hacia el aprendizaje. Correrá pequeños riesgos que le harán sentir que ha salido del bloqueo y que avanza hacia su objetivo.

 

“Sólo quién es frágil se endurece”

 

Fuente: La Paura delle decisioni: Girorgio Nardone. Ponte Alle Grazie. 2014.