No podemos gustar  a todo el mundo.Tus ideas, tus sueños, tu conocimiento o tus valores pueden no gustar a mucha gente. Eso te convierte en una persona más competitiva y evidencia la inferioridad de los demás, pero no por ello necesariamente tienes que cambiar. Hoy, hablaremos del miedo a decidir y cómo la Terapia Breve Estratégica te puede ayudar.

 

“Había una vez un anciano y un niño que viajaban con un burro de pueblo en pueblo. Puesto que el asno estaba viejo, llegaron a una aldea caminando junto al animal, en vez de montarse en él. Al pasar por la calle principal, un grupo de niños se rió de ellos, gritando: 

 

-¡Mirad qué par de tontos! Tienen un burro y, en lugar de montarlo, van los dos andando a su lado. Por lo menos, el viejo podría subirse al burro. 

 

 

 

Entonces el anciano se subió al burro y prosiguieron la marcha. Llegaron a otro pueblo y, al transitar entre las casas, algunas personas se llenaron de indignación cuando vieron al viejo sobre el burro y al niño caminando al lado. Entonces dijeron a viva voz: 

 

-¡Parece mentira! ¡Qué desfachatez! El viejo sentado en el burro y el pobre niño caminando. 
Al salir del pueblo, el anciano y el niño intercambiaron sus puestos. Siguieron haciendo camino hasta llegar a otra aldea. Cuando la gente los vio, exclamaron escandalizados: 
-¡Esto es verdaderamente intolerable! ¿Han visto algo semejante? El muchacho montado en el burro y el pobre anciano caminando a su lado. 
-¡Qué vergüenza! 
Puestas así las cosas, el viejo y el niño compartieron el burro. El fiel jumento llevaba ahora el cuerpo de ambos sobre su lomo. Cruzaron junto a un grupo de campesinos y éstos comenzaron a vociferar: 
-¡Sinvergüenzas! ¿Es que no tienen corazón? ¡Van a reventar al pobre animal! 
Estando ya el burro exhausto, y siendo que aún faltaba mucho para llegar a destino, el anciano y el niño optaron entonces por cargar al flaco burro sobre sus hombros. De este modo llegaron al siguiente pueblo. La gente se apiñó alrededor de ellos. Entre las carcajadas, los pueblerinos se mofaban gritando: 
-Nunca hemos visto gente tan boba. Tienen un burro y, en lugar de montarse sobre él, lo llevan a cuestas. ¡Esto sí que es bueno! ¡Qué par de tontos! 
La gente jamás había visto algo tan ridículo y empezó a seguirlos. 
Al llegar a un puente, el ruido de la multitud asustó al animal que empezó a forcejear hasta librarse de las ataduras. Tanto hizo que rodó por el puente y cayó en el río. Cuando se repuso, nadó hasta la orilla y fue a buscar refugio en los montes cercanos. 
El molinero, triste, se dio cuenta de que, en su afán por quedar bien con todos, había actuado sin el menor seso y, lo que es peor, había perdido a su querido burro”. 

 

 

Es cierto que todos necesitamos sentirnos amados; necesitamos de una palabra, de cariños y de abrazos. Pero, ¿ qué ocurre cuando esa necesidad primordial se extiende a la de ser amado por todos y sentimos temor excesivo a que alguien no lo haga ? Nos encontramos ante una faceta más disfuncional de un problema: una auténtica prostitución relacional” (Nardone, Giannotti y Rocchi, 2003) que esclaviza al que la padece a constantes comportamientos que conlleven la aprobación externa.

 

La persona que sufre el temor a gustar a todas las personas es esclava de su propio temor. El miedo a ser rechazado obliga a la persona a no decidir por ellos mismos. Si el miedo se desboca, te limita, te bloquea y se convierte en enemigo, según afirma Giorgio Nardone, psicólogo y psicoterapeuta especialista en miedos graves (Terapia Breve Estratégica). El miedo es como un fantasma: tócalo y se desvanecerá; intenta huir… y te perseguirá y aterrorizará.

 

La terapia breve estratégica puede ayudar a salir poco a poco de esta esclavitud con técnicas para afrontar el miedo a la desaprobación. Al mismo tiempo la persona conseguirá más estima personal y una mayor libertad de decisión y acción.

 

 

Fuentes: 

Nardone, G. y Watzlawick, P. (1993). El arte del cambio. Barcelona: Herder. Nardone, G. (2003). Más allá del miedo. Madrid: Paidós. Nardone, G. (2004). El arte de la estratagema. Barcelona: RBA Integral. Nardone, G. y Portelli, C. (2006). Conocer a través del cambio. Barcelona: Herder. Nardone, G. y Salvini, A. (2006). El diálogo estratégico. Barcelona: Ediciones RBA