Cuando el amor de pareja se convierte en algo que nos hace daño; ¿qué hacemos? ¿Aguantar hasta no dar más? ¿Soportar hasta que la relación se fracture por sí misma? ¿O hacer a un lado al ama­do/a?

 

Si la relación nos hace sufrir, no hay que esperar a desenamorarse. La salida es romper el vínculo por propia elección: “te dejo porque te amo”. Es el acto más altruista y generoso que puedes hacer.

 

Cambiar el afecto por desafecto no es fácil de lograr. No se puede eliminar un sentimiento por decreto. ¿Quién puede anular la emoción sin dolor, con sólo proponérselo?

 

Dejar a una persona aunque nos duela, entendemos que no es fácil. Pero cambiar el dolor de su presen­cia por el dolor, saludable, de su ausencia es más sabio. Es lo que haría un adicto que quiere de la droga o un alcohóli­co que quiere dejar la bebida: se precisa de determinación, autocontrol y constancia. ¿Qué motiva ese dejar, saludable? El amor por uno mismo/a.

 

Dependencia emocional: ¿qué es?

 

La dependencia emocional es un estado psicológico que se manifiesta en las relaciones de pareja, familia o amistad. Estas relaciones se caracterizan por ser inestables, destructivas y marcadas por un fuerte desequilibrio, donde la persona se somete, idealiza y magnifica al otro. Dicha situación afecta de forma negativa a su confianza en sí mismo/a, y a su salud física y/o mental. Pese al malestar y al sufrimiento que la relación les cause se sienten incapaces de dejarla, siendo los intentos casi siempre infructuosos

 

El sentimiento que les invade es el miedo a la soledad y a la ruptura. Se aferran como pueden, a pesar de que la relación esté rota. Durante ese tiempo de separación sienten la necesidad imperiosa de retomar la relación, pensamientos obsesivos, síntomas de ansiedad y depresión que ocultan en cuanto la relación se retoma.

 

«La mayoría de miedos de ser rechazado descansan en el deseo de ser aprobados por otras personas. No bases tu autoestima en sus opiniones». -Harvey Mackay

 

Las personas dependientes emocionales tienen una necesidad excesiva de afecto y de ser queridos y tratarán de conseguir este afecto a lo largo de sus diferentes relaciones de pareja. Muestran una dificultad en cambiar su realidad por miedo a perder su seguridad. Aquí es donde aparece el autoengaño, las psicotrampas y la negación de la realidad distinta que su entorno le proporciona.

 

¿Cuál es el tratamiento de la dependencia emocional?